12:40
0

Volvió a las practicas


El plantel “aurirrojo” volverá a los entrenamientos en el campo deportivo del Barrio 17 de Agosto. Diego Sánchez Paredes, con cinco tarjetas amarillas, se perderá el juego del próximo domingo ante Quilmes en Buenos Aires. Luego de los tres importantes puntos conseguidos el pasado viernes a la noche en su visita a Independiente Rivadavia de Mendoza, en la reanudación del torneo de fútbol de la Primera B Nacional, el plantel de Boca Unidos regresará en la jornada de la fecha a las prácticas. La misma se cumplirá esta mañana en el campo deportivo que la institución de la ribera posee en el Barrio 17 de Agosto, previéndose ejercicios del tipo “regenerativo” para los que integraron la delegación que viajó a tierras cuyanas, mientras que el resto de los profesionales llevarán a cabo tareas físicas y con pelota más exigentes. De esta manera, el plantel “aurirrojo” comenzará a prepararse para afrontar su segundo encuentro consecutivo en calidad de visitante, el cual se jugará el próximo domingo a la noche ante Quilmes en el estadio “Centenario”, encuentro válido por la vigésima fecha, segunda de las revanchas, del torneo. Sánchez Paredes suspendido Lamentablemente, una de las secuelas que dejó el choque ante la “lepra” mendocina fue la quinta tarjeta amarilla que recibió el volante de contención Diego Sánchez Paredes, quien hizo dupla en mitad de cancha con José Babak, quien se retiró con un fuerte traumatismo en uno de sus tobillos. La amonestación recibida por el jugador correntino le impedirá estar presente en el próximo encuentro, ya que será suspendido automáticamente por una fecha. Por otra parte, habrá que seguir de cerca la evolución del mediocampista paraguayo, quien fue suplantado en la etapa complementaria por Oscar Gómez, luego de que se sintiera tras un choque con el arquero de Independiente Rivadavia, Josué Ayala. Precisamente, entre Gómez y Nahuel Fioretto podría estar el reemplazante de Sánchez Paredes en la zona de mitad de cancha, algo que la dupla técnica deberá evaluar y probar en la semana, para luego tomar un decisión al respecto, en el caso de mantener el mismo esquema que presentó en Mendoza. El triunfo, en un escenario complicado y ante un rival peligroso, que necesitaba con urgencia sumar para engrosar su “flaco” promedio, insufla de optimismo a las filas del equipo “aurirrojo”, que de esta manera rápidamente se recuperó de la última derrota sufrida como local ante Almirante Brown, en el cierre del año pasado, y ahora a Quilmes con la idea de repetir la victoria. Cabe señalar que la delegación retornó a Corrientes el pasado sábado a la tarde noche, habiendo partido de Mendoza a Buenos Aires al mediodía, mientras que a la tarde se embarcó desde el aeroparque Jorge Newery con destino a Resistencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario