Los recuerdos de la derrota estaban más frescos en la mañana de ayer. Y eso que no fue una típica mañana de verano. Ricardo Rodríguez reunió a los suyos, como lo hace en el primer entrenamiento de cada partido, y hablaron de lo sucedido. De afuera, pareció que Atlético, con muchos errores, fue superado por un equipo que jugó mejor. En el plantel, la sensación fue la misma. "Ellos hicieron un gran partido. Asumimos que fueron superiores y a nosotros se nos hizo difícil encontrarle la vuelta y generar situaciones", dijo Gonzalo Bustamante que no pudo asistir al entrenamiento pero que pidió por teléfono y los detalles de esa charla. "La derrota fue justa", aceptó el volante.

Esa derrota significó la evaporación de la tan mentada racha de 12 partidos sin perder, algo que nadie quería que ocurriese, pero que podía pasar, según Bustamante. "Nunca querés que llegue pero en algún momento iba a pasar", dice Bustamante que admite que le hubiese gustado perder el invicto de otra manera pero no quedó otra. "Ni hoy somos los peores ni antes los mejores".

Entre las caras largas, la única buena noticia fue que los estudios que le realizaron a Luis Rodríguez arrojaron una simple contractura en su muslo derecho y no un desgarro. El plantel, que ayer se entrenó liviano, volverá a las prácticas en el complejo hoy a las 9. El próximo partido es ante Gimnasia (J) el sábado a las 20. El viernes a las 14, emprenderán viaje a Jujuy.

Fuente: La Gaceta

0 comentarios:

Publicar un comentario