Úbeda recuperó a Frezzotti y Raymonda quienes jugaron por Sánchez Paredes e Israilevich; mientras que Franco Flores ocupó el lugar del suspendido Oscar Gómez. La visita, por su parte, llegño de una caída ante Sarmiento–próximo rival de los correntinos en Junín-, y con un promedio que ya empieza a preocuparlos.

En la primera parte, Deportivo Merlo parecía dejar una mejor imagen porque le estaba saliendo ‘todo redondo’ hasta el gol de Marcelo Quinteros a los 38’ que destrabó el juego. Antes, Boca Unidos veía cortado el circuito futbolístico y sufría porque Raymonda no estaba fino. Por eso, el gol trajo más que tranquilidad al dueño de casa. El partido en el complemento fue de un pobre nivel, pero Matías García, a los 41’, selló la cuenta en favor de los correntinos.

La visita arrinconó al dueño de casa en los primeros minutos, a tal punto que Deportivo Merlo dispuso de tres tiros de esquina consecutivos, lo que provocó el enojo del público –escaso- quienes pedían que el equipo estuviera más atento y jugara más adelante.

De a poco, llegando a los 10 minutos de juego, Boca Unidos empezó a tener el dominio del balón, pero no generaba porque no tenía sorpresa, a pesar de la movilidad de Flores que parecía ser lo más importante con sus proyecciones.

Más allá de esto, la más clara fue para Merlo tras otro tiro de esquina: lo ejecutó Mauro Pajón desde la derecha y Leonardo Romero se elevó con libertad para meter un cabezazo abajo que exigió la buena reacción de Sessa, y de Frezzotti quien terminó de despejar el peligro.

Las respuestas del Aurirrojo no eran las mejores porque la visita supo cortar el circuito futbolístico y se sentía cómodo; además, sabía aprovechar la potencia del colombiano Oswaldo Blanco que arrastraba marcas y sentía el nerviosismo del dueño de casa.

A pesar de las intenciones, Boca Unidos estuvo desconectado en los primeros 25 minutos. No alcanzaban las proyecciones de Flores y Strillevsky, tampoco la garra de Núñez ó los remates de Galarza, porque Raymonda –volvía de una lesión- no estaba fino con la pelota.

Claro que en el fútbol se gana con goles y en una jugada aislada, cuando Merlo estaba tranquilo, Núñez abrió la cancha con Flores –quien volvió a trepar por la derecha- y éste envió un centro pasado que encontró a Marcelo Quinteros quien, de tijera, la puso sobre el palo izquierdo de Giordano para abrir la cuenta a los 38.

En el complemento, Merlo se paró más adelantado en la cancha para tratar de empatarlo, e incluso la más clara antes de los 10’ fue para la visita cuando Torres se proyectó por la izquierda, metió un buen centro al segundo palo y Pajón sacudió de volea pero su remate se fue apenas alto.

De a ratos el encuentro se volvía ordinario, con muchos pelotazos de ambos lados, mostrando la realidad de cada uno en el torneo. Por eso se hacía más valioso el gol de Quinteros, porque los minutos pasaban, Boca Unidos jugaba mal, de contra golpe; mientras Merlo, como podía, intentaba llegar pero sin conseguir profundidad.

Merlo lo pudo empatar a los 27’, cuando se juntaron los ingresados Víctor Gómez y Alejandro Orsi, para enviar un centro rasante que no pudo conectar Leonardo Romero, que entraba por el medio. Allí ganó en emotividad el encuentro porque en la réplica, Giordano se lo tapó a Núñez y en la siguiente Orsi remató muy alto cuando estaba cerca del área chica.

El partido se moría en la intrascendencia cuando, a los 41’, Israilevich encontró a Quinteros por la derecha y el volante la pinchó al segundo palo para la entrada de García, quien definió con todo el arco de frente y derrotó a Giordano.

Con el 2 a 0 todo fue fiesta en cancha de Huracán Corrientes, incluso pudo haber anotado el tercero Israilevich tras una buena jugada personal y habilitación de Núñez, pero el arquero aprovechó que el volante no alcanzó a dominarla bien -le quedó larga-, y terminó permitiendo la salvada del uno.

Así llegó el final del partido, con un Boca Unidos que anotó en los momentos justos para poder derribar las ilusiones de un Deportivo Merlo que de a ratos hizo muy bien las cosas, aunque no tuvo gol.

 Síntesis:

Boca Unidos (2): Gastón Sessa; Franco Flores, Alan Pérez, Alejandro Manchot y Leonardo Baroni; Germán Strillevsky, Marcelo Quinteros, Alejandro Frezzotti y Víctor Galarza; Santiago Raymonda; Cristian Núñez. DT: Claudio Úbeda. Suplentes que no ingresaron: José Luis Martínez Gullotta, Ezequiel Aguimcer, Diego Sánchez Paredes y José Luis Villanueva.

Deportivo Merlo (0): Matías Giordano; Juan Bravo, Gabriel Colombatti, Cristian Cepeda y Adrián Torres; Mauro Pajón, Fernando Lorefice, Gonzalo Menéndez y Matías Díaz; Oswaldo Blanco y Leonardo Romero. DT: Néstor Ferraresi. Suplentes que no ingresaron: Fernando Tantoni, Gabriel Ferro, Sebastián Caballero y Diego Herrera.

Goles: PT 38’ Marcelo Quinteros (BU) y ST 41’ Matías García (BU).

Cambios: ST 13’ Alejandro Orsi x Menéndez (DM), 22’ Guillermo Israilevich x Strillevsky (BU), 25’ Víctor Gómez x Blanco (DM), Leonel Altamirano x Romero (DM), 33’ Matías García x Galarza (BU) y 42’ Alfredo Ramírez x Raymonda (BU).

Incidencias: No hubo.

Árbitro: Andrés Merlos.

Estadio: Huracán Corrientes.

Fuente: Diario epoca

0 comentarios:

Publicar un comentario