La peor noticia llegó a Mendoza. Porque cuando pensaban que era sólo un esguince, finalmente los médicos de Independiente (M) se dieron cuenta de que Martín Gómez se había roto los ligamentos de la rodilla derecha, la misma que se lesionó hace unos años. Sí, una baja clave en el esquema del Negro Gamboa.

Ahora, el delantero será operado el martes próximo y tendrá de seis a ocho meses de recuperación, por lo que se perderá el resto de la temporada. El Pelado tiró en Voz Azul, un programa que sigue la campaña de La Lepra: “Cuando me llamó el médico y me dijo que tenía malas noticias, temí lo peor. Me rompí los cruzados, tengo una amargura terrible. El golpe fue muy duro, fue una patada tremenda. Me opero la semana que viene y después empezaremos con la recuperación. Hay que tener paciencia”.

El “golpe” en cuestión se dio el lunes por la noche, en el partido que el equipo mendocino le ganó 2-1 a Crucero del Norte. Aquella vez, Gómez salió lesionado y lo reemplazó Quiroga. Claro, todavía no se sabía lo peor. Ayer se terminó confirmando la mala para el delantero.

Fuente: Olé

0 comentarios:

Publicar un comentario