“Paciencia y movilidad”, les gritó desde el medio de la cancha Frank Darío Kudelka a sus jugadores durante la práctica de fútbol que se desarrollaba en la mañana del miércoles en La Agustina.

El entrenador de La Gloria espera un partido cerrado, con pocos espacios, contra Douglas Haig el viernes a las 21.30 en Alta Córdoba.

on el equipo definido, ya que ingresarán Maximiliano Correa y Gonzalo Bazán por Martín Zbrun y Federico Vismara, el director técnico albirrojo puso énfasis en que el equipo no debe desesperarse cuando enfrente a los dirigidos por Reinaldo Merlo, que vienen de dos triunfos seguidos.

El análisis sobre el equipo que conduce “Mostaza” Merlo muestra a tres defensores centrales y a cinco volantes, de los cuales los externos se convierten en laterales a la hora de defender.

Cerrado

“Hay que estar atentos a la contra, ya que Levato saca buenos pases para el delantero rapidito que tiene Douglas”, explicó Kudelka, que no tuvo problemas en tomar una ramita y dibujar una canchita sobre el piso de tierra para explicar el sistema defensivo de su próximo rival.

“Lo imagino cerrado, aunque uno imagina tantas cosas que después no se dan en un partido... Pero a la luz de los resultados y por cómo viene actuando el equipo que nos va a enfrentar, es muy proclive a que tengamos caminos cerrados hacia el arco de enfrente. Entonces hay que ser pacientes porque si nos equivocamos, en una contra nos pueden comprometer”, agregó Kudelka.
En la búsqueda de variantes, Kudelka hasta probó unos minutos con un cambio de sistema (tres defensores, cinco volantes, doble enganche y dos delanteros).

“Si Douglas juega como lo viene haciendo, es un equipo que se protege con mucha gente atrás, y bien. La paciencia es para no equivocar los caminos de ataque, porque si no podemos penetrar un bloque defensivo con defensores y mediocampistas retrasados, y nos equivocamos, puede haber una contra letal ya que puede quedar nuestro equipo expuesto”, concluyó.

Fuente:http://mundod.lavoz.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario