Patronato de la Juventud Católica no pudo con Aldosivi de Mar del Plata y dejó pasar otra chance de prenderse en los puestos de vanguardia de la Primera B Nacional. Por la 25ª fecha del campeonato, el Santo igualó sin goles en el estadio mundialista José María Minella y quedó nuevamente en deuda ya que no pudo capitalizar el hombre de más que tuvo durante los últimos 20 minutos de partido. El Tiburón sufrió la expulsión de Pablo Vázquez a los 25 del complemento, sin embargo el conjunto paranaense fue incapaz de vulnerar al arquero Pablo Campodónico y volvió a padecer la falta de gol de sus últimas actuaciones. Con este resultado, el Rojinegro quedó con 36 unidades y estiró a ocho sus presentaciones sin perder y sin recibir tantos en el torneo, pero arrastra cuatro empates consecutivos con el marcador cerrado. El equipo de La Feliz llegó a las 29 unidades y completó ocho cotejos sin triunfos. En la próxima presentación, el Negro recibirá al escolta Gimnasia y Esgrima La Plata en el Grella.

El local pareció arrancar mejor el partido pero se fue apagando con el transcurso de los minutos y fue Patronato el dueño de las mejores opciones de riesgo. En medio de un trámite parejo y con varias imprecisiones, el equipo de la dupla Medero-Marini comenzó a hacer pie en la mitad de la cancha y visitó varias veces el área de Campodónico.

En una ráfaga, el Santo dispuso de tres situaciones claras. Blanco tuvo dos consecutivas pero en ambas se topó con el experimentado arquero del Tiburón. En la primera, Chapita intentó de media distancia y obtuvo la respuesta del uno. Después, tras un centro de Rossi, el uruguayo cabeceó incómodo y exigió otra vez a Campodónico. A la salida del córner, Andrade ganó en las alturas pero su cabezazo se fue por arriba del travesaño.

Más tarde, el arquero tuvo que responder ante un remate lejano de Ramiro López y comenzó a afianzarse como el gran responsable de que el marcador no se moviera en la primera mitad. En ofensiva, el anfitrión buscó con más gente que la visita aunque no generó riesgos ante la solvencia de la última línea Rojinegra y se repitió demasiado en envíos aéreos.

El mediocampo paranaense se mostró combativo y activo en la primera parte. Babak tuvo un rol preponderante para distribuir, pero en una situación aislada fue superado a sus espaldas por Ramis y para fortuna de Patrón remató desviado. A los 18, Campodónico le tapó el gol al paraguayo, tras un disparo desde la media luna.

Sin embargo, pasados los primeros 25 minutos se apagó el Santo y no generó más situaciones de peligro, excepto una de Carignano en posición adelantada y un tiro desviado de Rossi. Así se fue diluyendo la primera mitad, donde ambos elencos mostraron sus limitaciones al momento de convertir.

Para el inicio del complemento, Bustos entró al campo de juego por Almada y Medero se fue expulsado por la salida tarde de su equipo al campo de juego. La tónica del partido siguió siendo la misma, pero la visita se topó con una chance inmejorable. Rossi recuperó ante Cajaravilla en una salida, habilitó a Blanco y tras el centro, Carignano despilfarró la llegada más nítida.

Aldosivi mejoró algo con los ingresos de Sarraute y Otreras, sin embargo quedó en las insinuaciones y no encontró nunca la profundidad necesaria para hacer daño. Mientras tanto el Rojinegro siguió desperdiciando chances con Carignano, que en una pirueta no pudo ingresar al área, y con Ramiro López, que ensayó una tijera que se fue por encima del horizontal.

A los 20, se produjo el debut oficial de Chitero en la categoría. El Cheko ingresó por Blanco y en la primera pelota que tocó generó peligro con un desborde que López no pudo conectar bien tras el centro.

Pablo Vázquez tuvo la gran situación para romper el cero para el anfitrión pero le quedó la pelota atrás y no pudo definir en el mano a mano con Bértoli. La mala tarde del delantero se profundizó a los 25, cuando, a instancias del juez de línea Montero, se fue expulsado por exceso verbal.

Con la movilidad de Chitero, el elenco entrerriano buscó darle un mejor acompañamiento a Carignano. Sin embargo, en el juego equivocó los caminos y se repitió en centros de parte de Rossi desde la derecha. Después, la dupla mandó a la cancha a Piñero Da Silva por el Tano y del otro lado, pese al hombre de menos, Gigli ingresó para intentar la heroica del Tiburón.

En una jugada dudosa, Echenique no sancionó un supuesto agarrón en el área a Piñero Da Silva. No obstante, el equipo entrerriano insistió en la búsqueda del primer gol auque se quedó con las ganas. Una vez más, Campodónico se lo tapó a Carignano a los 43, tras una avivada en un lateral. Poco más pasó desde allí y el local dispuso de un tiro libre que se fue rozando el travesaño de Bértoli. Finalmente hubo reparto de puntos, un resultado que no beneficia a ninguno en el torneo.


Fuente: Analisis digital

0 comentarios:

Publicar un comentario