La Fragata sigue sin un rumbo fijo dentro del torneo de la B Nacional. Es que este Almirante Brown comandado por Blas Armando Giunta no encuentra la brújula que le demuestre el camino por tomar y que le permita llegar a lograr los resultados positivos.

Con el objetivo principal, que suponía ser el ascenso, muy lejos, Almirante sólo se limita a jugar partido tras partido, con la necesidad de sumar la mayor cantidad de puntos posible.

Hasta quedaron atrás esas jornadas en donde Brown como local en el Fragata Presidente Sarmiento, era muy difícil que un equipo se lleve algún punto y ahora, en este torneo, fueron más los partidos perdidos, cuatro, que los ganados, tres.

Esta vez ante Gimnasia de Jujuy, este sencillo y práctico equipo de Mario Gómez, que con muy poco complicó a los de Giunta, que durante todo el partido no tuvieron ni una sola jugada clara, que haga peligrar el cero, en el arco defendido por Lucas Hoyos.

Cuando al Mirasol no le sale una, no le sale una. Porque promediando la primera mitad, Sergio Meza Sánchez se retiró lesionado y los de Isidro Casanova perdieron a una de las piezas claves de la mitad de la cancha. Ya con Gastón Giménez en lugar del Checho, El Mirasol seguía careciendo de fútbol, no atacaba ni tampoco supo como y todos los intentos morían en los ya tan reconocidos pelotazos de siempre. Lo más llamativo de la primera etapa, fue un perro que logró ingresar al terreno de juego en donde por aproximadamente unos 5 minutos corrió y eludió rivales que querían sacarlo. Entró, hizo lo suyo, salió por su cuenta y se llevó la ovación del estadio, sin dudas la gran figura del partido.

Y Mario Gómez junto a sus dirigidos lo vieron ganable, es por eso que desde el arranque del segundo tiempo mandó a la cancha a  Gabriel Pérez Tarifa en busca de los tres puntos que le permitan alcanzar el cuarto puesto de la tabla de posiciones del torneo.

Pérez Tarifa se puso precio, cuando a los 56 minutos se aprovechó de la débil zona derecha defensiva del local, y con gran categoría y mucha clase definió al segundo palo de Gastón Losa que solo atinó a mirar como la pelota se clavó junto a su palo izquierdo.

Almirante no tuvo reacción y al igual que en todo el partido no llegó al arco rival. Es por eso que a la visita le alcanzó y le sobró con apenas esa jugada para llevarse los tres puntos de Casanova.

Cristian Chávez, de muy flojo partido, fue el más castigado por la gente Mirasol, mientras que el equipo entero, al igual que durante el partido, se fue bajo insultos y una rechifla generalizada. Una nueva derrota en Casanova para Almirante Brown, un nuevo cachetazo que da muestra que en este campeonato La Fragata, en casa no va.

Fuente: Solo Ascenso

0 comentarios:

Publicar un comentario