Se terminó lo que en algún momento se pensó que iba hacer una hazaña. Es que muy lejos de los puestos de ascenso en el torneo de la Primera B Nacional, y tras un buen arranque en la primera fase al eliminar a Sarmiento, este Almirante Brown de Blas Armando Giunta ponía todas sus fichas a la Copa Argentina y a la chance de llegar lo más lejos posibles dentro de este certamen.

Pero el equipo de Isidro Casanova se encontró ante el Deportivo Armenio. El duro equipo de la Primera B Metropolitana, que bajo la conducción de Fernando Ruiz se plantó muy bien dentro del terreno de juego en los primeros minutos y nunca sintió la diferencia de categoría.

Comenzaba la mala tarde aurinegra, porque el Tricolor arrancó con más ganas el partido y con Nahuel Peralta por izquierda y Leonardo Ramos por derecha, empezaba a llegar con peligro al arco defendido por Gastón Losa. Peralta (de gran partido) tuvo la primera que se fue apenas al lado del palo y unos minutos después, un remate de Ramos se encontró con un Losa bien parado.

Sin embargo Almirante tendría la más clara de la primera etapa. Porque tras una buena pared entre Leonel Altobelli y Cristian Chávez, el ex San Lorenzo quedaría mano a mano con el arquero Sebastián Hernández, pero no pudo definir nunca.

En la segunda mitad, Almirante creció o al menos pareció hacerlo. Es que La Fragata se acomodó unos metros más adelante dentro del terreno, y con eso le alcanzaba para ser un poco más que su rival. Pablo Caballero ingresó para sumar peso en el área, pero no pesó jamás. El Mirasol se adueñó de la pelota durante todo el segundo tiempo, pero nunca pudo llegar con claridad al arco Tricolor. Ni si quiera cuando su rival se quedó con un jugador menos por la expulsión de Juan Casarini, que a los 67’ durmió a Joel Acosta de un puñetazo, que derivó en su expulsión.

Con un hombre de más, sin fútbol ni ideas, Almirante iba en busca del gol que le de el pasaje a los 16avos de final. Lo tuvo José Luis García y también Altobelli, pero siempre se encontraron con el arquero Hernández que comenzaba a convertirse en figura.

Los minutos se consumían en el estadio de Platense y  el rival de Newell’s en la próxima fase tendría que definirse desde el punto de penal. El gran karma de Almirante, desde ya hace un tiempo largo. Matías Rojas, Peralta, Agustín Cattáneo y Javier Molina marcaron para el Tricolor. En Almirante convirtieron Losa y Altobelli, mientras que García estrelló su remate contra un palo y Caballero, de manera increible, la colgó y la pelota quedó clavada en lo alto del alambrado de la tribuna del estadio Calamar.

Junto con el penal de Caballero y el gol de Molina, se fueron las ilusiones de Almirante dentro de esta Copa Argentina. Quizás mereció ganarlo, pero no pudo, ni tampoco supo como lograrlo y fue a la definición desde los 12 pasos, en donde vivió, una pena de penales.

Fuente: Solo Ascenso

0 comentarios:

Publicar un comentario