Tenia todos los condimentos para ser un partido de alto vuelo. Pero no. El fútbol faltó a la cita y entre Gimnasia y Esgrima, de Jujuy, y Atlético, dejaron arrebatar ese plato de Primera que tanto quieren comer sus seguidores. El empate los alejó de los primeros planos, aunque el "decano" se dio el gusto de saborear el postre porque cosechó un punto en un estadio dificílisimo.

Justamente ahí estuvo la diferencia. Los dirigidos por Ricardo Rodríguez cumplieron a la perfección el plan que habían ideado antes de comenzar el encuentro. El "decano" jugó para no perder el partido. Si lo ganaba, mejor. El "lobo" buscó más, pero le faltó decisión y, sobre todas las cosas, punch para quebrar el empate.

La cara que mostró Atlético en Jujuy no fue la mejor y mucho menos si se tiene en cuenta lo que hizo durante esa racha de partidos invictos que lo dejaron cerca de los puestos de ascenso. ¿Por qué? Porque demostró que es un "Pulguitadependiente". Extrañó demasiado la ausencia de Luis Miguel Rodríguez. Y la apuesta Federico Almerares-Juan Manuel Cobelli no pagó ni un peso en estas tierras. Para colmo, la sociedad Gonzalo Bustamante-Diego Barrado-Gabriel Méndez perdió el brillo de fechas pasadas. Fue tan pobre la producción de los de "RR" que solo merecen destacarse los disparos de media distancia de Juan Pablo Pereyra y de Barrado, los únicos que inquietaron al arquero Lucas Hoyos.

Gimnasia, pese a que no tuvo muchas ideas, logró inclinar la cancha. Pero lo hizo a puro centros y pelotazos. Con eso llegó a complicar a la última línea de los "decanos". Sin embargo tuvo a un Cristian Lucchetti salvador de todas las que se le presentaron. El punto vale, sin lugar a dudas. Es un buen aperitivo para el plato fuerte que se servirá el miércoles, cuando enfrente a San Martín por la Copa Argentina. Sus hinchas ya están listos para saborearlo.


LAS CLAVES

- Atlético cosechó dos de los últimos siete puntos que disputó producto de una baja de rendimiento del equipo. El "decano" quedó a 12 puntos del líder Central y a ocho de Gimnasia (LP) que se está quedando con el tercer ascenso.

- Al DT Rodríguez le gusta defenderse con la pelota. Sin embargo, el trío Bustamante-Barrado-Méndez no está pasando por un buen momento. Atlético carece de generación de fútbol. Un problema serio.

- Prueba y prueba, pero sigue sin encontrar el nueve que le aporte goles al equipo. Maidana, Cobelli y Almerares ya tuvieron su chance, pero nada. Y este déficit se nota aún más con la ausencia del "Pulguita" Rodríguez.

- No haber perdido en Jujuy le sirve y mucho al técnico Rodríguez y al equipo. Tendrá tres días de trabajo en paz. El miércoles se viene el clásico contra San Martín por la Copa Argentina, partido que todos los hinchas quieren ganar.

Fuente: La gaceta

0 comentarios:

Publicar un comentario