No levanta cabeza. El equipo de Claudio Ubeda no encuentra su mejor forma futbolística dentro del campo de juego y por ende tampoco aparecen los resultados. Como local, apenas pasó del empate ante Instituto, otro conjunto de floja campaña.

Fue Boca Unidos el que intentó tomar las riendas del partido en el comienzo del mismo, manejando la pelota. Sin embargo, un andar parsimonioso y falto de sorpresa no inquietaba a una defensa cordobesa bien parada.

Apenas un par de tibios cabezazos de Cristian Nuñez fue lo mejor que pudo lograr el local hasta que en la primera media hora de juego encontró la gran chance. Raúl Damiana derribó a Víctor Galarza en el borde del área y Luis Alvarez no dudó ni necesitó demasiadas mediciones, para el árbitro fue dentro de la zona prometida y cobró el penal.

Frente a la pelota se paró el Ogro Nuñez, pero su remate cruzado fue adivinado por Matías Vega, quien rechazó hacia un costado el peligro para mantener su arco en cero.

Así se esfumó la principal emoción de un primer tiempo chato entre un equipo que quiso ser protagonista sin haber leído antes el guión y otro que se fue conforme siendo actor de reparto.

Pero el complemento guardaba algo más. Es que a los 12 minutos, el participativo Nuñez colocó una gran asistencia para José Luis Villanueva, quien frente a Vega definió suavemente de zurda para poner en ventaja a los dirigidos por Ubeda.

Todo indicaba entonces que iba a comenzar un encuentro donde la visita, urgida por el resultado podría dejar espacios para que los aproveche el conjunto correntino. Sin embargo, no hubo demasiado tiempo para eso: seis minutos después de la apertura del marcador, Alejandro Manchot tomó en el área a Pablo Burzios, en un ataque aislado de Instituto, y Álvarez sancionó nuevamente la pena máxima.

Con un toque suave al palo derecho de José Martínez Gullota, el experimentado Damiani, quien había cometido la infracción del penal de Boca Unidos, se redimió y puso el 1 a 1 que a la postre ya no se modificaría.

A partir de allí quedaban más de 25 minutos, en los cuales el local careció de ideas y profundidad para lastimar a Vega y fue el elenco de Frank Kudelka el que más cerca estuvo de quedarse con la victoria, aunque con animarse un poco más no le alcanzó.

De esta forma, en un deslucido encuentro entre dos conjuntos que vienen deambulando por el torneo sin rumbo cierto, no había otro desenlace que el reparto equitativo de puntos. Mucho para corregir para Ubeda si quiere terminar con una mejor imagen la temporada.

Fuente: Solo Ascenso

0 comentarios:

Publicar un comentario