El día de su presentación (14 de febrero), Reinaldo Carlos Merlo aseguró que “en esta etapa no habrá paso a paso, cuernitos ni cábalas”. Pero no hay caso. Si existe un personaje tan particular como simpático es Mostaza. Esta vez, la CD le alquiló una casa en el barrio privado Las Marías, a metros de donde vive el presidente de Boca, Daniel Angelici. Aunque todo parece ser en vano: el DT no quiere moverse del Hotel Raíces, sobre la calle San Nicolás Norte, en el corazón de este Pergamino que se mueve al ritmo del ex River y Racing. “Hasta que no pierda, no me voy”, habría dicho. Así, sigue con su rutina diaria, la del cafecito, la de leer el diario, la de ir a cenar y siempre sentarse en la misma mesa.

Para un tipo como él, que no pasa por debajo de una escalera y que te cuida un espejo cuan si fuera oro, es más que entendible. Claro, la racha que Douglas Haig cosechó hasta el momento, ésa de cinco partidos sin perder (con cuatro victorias) que además le permitió el lujazo de escaparse de la zona candente de abajo, es tentador para dejar todo en su lugar y no mover siquiera una silla. Por eso, Merlo opta por la tranquilidad de su hotel, de, ahora, su ciudad. ¿Quién dijo que Mostaza era cabulero? Naa...

Fuente: Olé


0 comentarios:

Publicar un comentario