Gimnasia (J) y Atlético Tucumán durmieron a todos en un 0 a 0 que dejó gusto a poco para los locales.

Gimnasia de Jujuy y Atlético Tucumán. Guarden este partido. Grábenlo, edítenlo en DVD. Véndanlo en las farmacias amigas. Sí, no en un videoclub: en una farmacia. Si usted tiene algunos problemas para conciliar el sueño, llegó la solución definitiva: ver el partido que hicieron ayer jujeños y tucumanos. No hace falta tomar ninguna pastilla, nada. Es natural.

Sí, un somnífero de partido en la Tacita. Aunque el Lobo en definitiva fue el que intentó un poquito más, aunque un par de cabezazos de Satanás Páez hayan estado cerca de abrir el marcador (uno pasó cerquita, el otro se topó con un Lucchetti bien atento para mandar la pelota al córner). Aunque Barrado haya sido un poco más optimista que el resto de sus compañeros y sacara un chutazo de 35 metros que sacó bien Lucas Hoyos. Aunque Bergese haya desperdiciado en el ST un penal en movimiento a las manos del Laucha. El partido estaba destinado a eso: al cero. Al zzzzzzzzzero, a dejarte dormido. Para el Lobo, a dormir con gusto a poco, para Atlético, un punto que fue a buscar. Pero, bien o mal, los dos durmieron a todos.

Fuente: Ole

0 comentarios:

Publicar un comentario