La victoria conseguida por Gimnasia ayer por la tarde, nada menos que en Bahía Blanca, ante Olimpo y por 3 a 0, no hace más que dejar en claro el inmejorable presente por el que transita en el comienzo del 2012, cada vez más firme en los puestos de ascenso.

Todos los jugadores se encargaron de subrayar ayer en el Carminatti que todavía hay 42 puntos en juego y cualquier cosa puede pasar. Pero si logra mantener este nivel superlativo, el Lobo será un equipo difícil de bajar.
Los factores por los cuales el equipo de Pedro Troglio llegó al segundo puesto de la tabla y logró una holgada diferencia sobre el cuarto son diversos y se reflejan en la estadística, tanto defensiva como ofensiva.

Las cinco victorias al hilo tienen como razón fundamental la extrema solidez defensiva: en ninguno de ellos recibió goles en contra, con Fernando Monetti y su defensa sumando casi 500 minutos con su valla invicta. La última vez que sufrió un tanto en contra fue en Junín, en la derrota 1 a 0 con Sarmiento.

En el otro extremo de la cancha está el otro fundamento. Es el segundo equipo más goleador del certamen con 33 goles, y marcó siete en sus últimas dos presentaciones, las goleadas sobre Nueva Chicago y Olimpo.

Y continuando con el detalle del potencial ofensivo, los volantes empiezan a colaborar con su cuota. Durante este año ya anotaron García dos veces, Mussis y Nacho Fernández, llegando por sorpresa desde el mediocampo.

Hoy Gimnasia le lleva siete puntos a Banfield, que se mantiene en el cuarto y es el equipo del que Troglio quiere distanciarse; pero además alcanzó a los bahienses, espera lo que ocurra con Central (está a uno) y sueña con un junio que lo encuentre celebrando el objetivo.

Fuente: Cielospots

0 comentarios:

Publicar un comentario