Gimnasia ganó ayer uno de esos famosos partidos "bisagra". La victoria conseguida en Paraná fue una contundente prueba del excelente presente que atraviesa y que lo tiene invicto en esta segunda rueda, con seis triunfos en siete partidos.

Después de aquella derrota inmerecida en Junín, en el primer partido oficial del año, la situación empezó a darse como todos soñaran y el Lobo empezó a escalar posiciones hasta llegar a donde está hoy, afianzado en el segundo puesto.

La jornada finalizada ayer tuvo varios resultados a pedir de Pedro Troglio. Más allá de la infartante victoria de Rosario Central, el entrenador sabe que la preocupación principal es no permitir el avance de los que hoy están del cuarto puesto para abajo.

Gimnasia de Jujuy ganó en Isidro Casanova y trepó a la cuarta colocación, aunque todavía permanece siete puntos abajo; en tanto que Sarmiento también venció a Chicago y está a diez, con una fecha pendiente.

Los pobres 0 a 0 cosechados por Olimpo ante Deportivo Merlo y por Banfield ante Boca Unidos, ambos en condición de local, fueron las dos satisfacciones de la jornada. Los bahienses, que entraron en un pozo futbolístico, quedaron dos puntos abajo del Tripero, mientras que el Taladro quedó a diez.

Pero nuevamente vuelve a ser fundamental la victoria albiazul, para extender la racha sin derrotas y seguir con la diferencia de tres partidos sobre las amenazas al sueño colectivo: volver a Primera.

Fuente: Cielosports

0 comentarios:

Publicar un comentario