El plantel finalizó su trabajo del miércoles en el predio de Estancia Chica tras el cual quedó concentrado en la Casona a la espera del duelo del viernes frente a Independiente Rivadavia de Mendoza.

A diferencia de lo que venía ocurriendo en cada partido de local, cuando el Lobo quedaba guardado en Estancia Chica la noche previa, esta vez serán dos los días de concentración con la idea que los jugadores descansen y se alimenten luego del gran esfuerzo realizado en Paraná.

El técnico entiende que su equipo está en un momento decisivo y que la ansiedad luego de las seis victorias en siete partidos es enorme. Y con el objetivo de evitar la influencia externa es que quiere a todos juntos.

Cada futbolista Tripero, al momento de hablar del presente, rescata la importancia de la última pretemporada en Abasto, que fortaleció al plantel para poder salir del pésimo final del 2012 y volver a encaminar el objetivo.

Con todo listo en cuanto a la formación, el entrenador albiazul quiere rescatar esa conexión y concentración extrema para que nadie se desvíe de lo que se juega Gimnasia ante la Lepra y en los partidos siguientes.

Los once son: Monetti; Oreja, Barsottini, Blengio y Licht; Mussis, Pouso, Fernández y García; Niell y Pereyra.

Completan la lista: Pablo Bangardino, Cristian Piarrou, Dardo Miloc, Jonatan Cháves, Javier Mendoza, Héctor Acuña, Luis Peralta y Matías Quiroga. De estos futbolistas uno quedará fuera del banco de suplentes.

Mañana, a partir de las 9:30, se realizará la última práctica que consistirá en jugadas con pelota detenida y seguirán descansando a la espera del choque del viernes.

Fuente: Cielosports

0 comentarios:

Publicar un comentario