“Pasamos la mitad de cancha y como equipo se nos baja la per­siana. Jugamos con tres delanteros, no es poco. Pero creamos opciones como si jugáramos con ninguno”. Esa fue la frase con la que Frank Darío Kudelka definió a su equipo. Y más allá de que el problema sea “más profundo” que el sólo hecho de entrenar, practicar y desarrollar un circuito de juego, la llegada de Juan Martín debería ser una nueva carta de ataque para este Instituto.

A lo largo del torneo la Gloria hizo 23 tantos en 25 partidos, lo que da menos de uno por fecha. Y, encima, en sólo cinco hizo 13, lo que muestra una gran sequía en el resto de los encuentros, además de una fuerte irregularidad.

Sumado a esto, Javier Velázquez, el goleador del equipo con 9 tantos, se había lesionado y desde la comisión no se daban indicios para que llegue un punta. Sin embargo, se hizo un esfuerzo para que Martín llegue a Alta Córdoba.

“Es un jugador que me gusta como juega. Nos puede aportar cosas interesantes”, dijo Kudel­ka sobre el refuerzo que se sumará al plantel en las próximas horas. Está claro que los minutos que sume el punta que llega de Belgrano serán los que se le quiten a jugadores del club. Pero si esto sirve para que el equipo llegue, por lo menos, a mitad de tabla, bienvenido sea.

Cambio obligado. Dentro de un equipo con poco juego, Federico Vismara fue, en los últimos encuentros, el mejor albirrojo. Tanto en el retroceso como en la intento por crear situaciones a partir del manejo de la pelota. Pero, “la Bruja” sumó la quinta amarilla y se perderá el choque por la 26ª fecha ante Huracán, el próximo domingo a las 17.

En su lugar ingresaría Marcos Aguirre, que entró bien ante Crucero del Norte. Otra posibilidad es que juegue Maximiliano Correa, aunque allí debería variar el esquema, por las características de cada uno.

Fuente: http://mundod.lavoz.com.ar/

0 comentarios:

Publicar un comentario