Los dirigidos por la dupla no fueron menos que su rival de turno, pero no contaron con la eficacia y la buena suerte que sí tienen los equipos candidatos al ascenso.

En un partido que arrancó con muchas imprecisiones, mal trato del balón y pocas ideas en ambos equipos, el local consiguió abrir el marcador con un fuerte remate de media distancia del lateral por izquierda Lucas Márquez. Cabe remarcar que la respuesta de Fernando Monetti no fue buena ante el derechazo del juvenil.

El Patrón se hacia dueño del partido, pero no de la pelota, y ante un desafortunado mal despeje de Ramiro López tras el tiro libre ejecutado por Franco Mussis, la visita iba a encontrar la igualdad en el marcador.

El empate le caía bien al partido, porque ninguno de los dos hacia nada para merecer la victoria; el local, no tenia juego ni funcionamiento y su rival no contaba con la profundidad en sus ataques.  

En el complemento, Patronato no supo aprovechar las posibilidades que tuvo y otra vez sufrió la mala racha en la ejecución de los penales: Monetti le tapó el tiro desde los 11 metros a López  promediando la segunda parte y, como dice el refrán, “goles que no se hacen en el arco contrario, se sufren en el propio”. Así fue que un minuto más tarde, por intermedio de Niell, el Tripero consiguió la diferencia en el marcador y le complicó el panorama al rojinegro.

Todo era del Lobo, pero el no poder definir el encuentro le costó el empate. El que aprovechó fue Mauricio Carrasco con un golazo ingresando al área dejando sin respuestas a Monetti. Sin embargo, llegando al final del partido, uno de los candidatos al ascenso se quedo con la victoria tras el gol convertido por Barsottini.

Dura semana para Patronato, que quedó eliminado de Copa Argentina el pasado miércoles y ayer se le esfumaron las ilusiones de acortar la diferencia con los punteros y de poder llegar con chances a la última fecha. ¿Se preguntaran para qué está el Patrón en este campeonato? ayer lo demostró, sólo para sumar puntos y mejorar la campaña pasada, en la cual no contaba con tantos recambios y jugadores de vasta experiencia como sí los tiene este cuerpo técnico. 

Finalizado el partido, en zona de vestuarios, se manifestó un grupo de hinchas pidiendo la renuncia de la dupla, la cual hizo oídos sordos. Tras la derrota, encontramos la palabra de uno de sus técnicos, Claudio Marini: “Una semana distinta, sobre todo porque hemos perdido acá, un partido que no hemos merecido” dijo el DT. Y señaló: “Perdimos contra un rival que está peleando arriba, hoy el equipo hizo un buen partido, no mereció perder”.

Con respecto a las aspiraciones de Patronato, explicó: “Estamos para seguir sumando, para tratar de llegar al objetivo que nos pusimos desde el comienzo que es mejorar la campaña pasada”.

Ante el pedido de la renuncia por parte del público, el técnico concluyó: “Es valorable la opinión de la gente, cuando perdés se van a enojar y cuando ganás no pasa nada”

Fuente: Solo Ascenso

0 comentarios:

Publicar un comentario