La ansiedad por ver cómo funcionaría el nuevo sistema de Ricardo Rodríguez no se correspondió con su repercusión. El lamento de la mayoría de los hinchas, jugadores y el mismo cuerpo técnico tras la derrota, no apuntaba al 3-4-1-2 que por momentos pasó desapercibido.

"¿Ustedes piensan que perdimos por la línea de tres? Deberían hacerse esa pregunta", fue la manera en la que "respondió" el entrenador ante la consulta sobre si el experimento había funcionado. Luego sí, dio su opinión. "Yo creo que no. No tuvo problemas el equipo atrás. No nos generaron muchas situaciones hasta el gol", dijo. El problema es que en el gol, César Montiglio, ya cansado, llegó tarde a su posición de lateral (en defensa la línea de tres pasa a ser de cinco), el autor del centro, Nicolás Dematei, avanzó sin marcas y Francisco Dutari dudó entre marcarlo e irse al área. Igual, el envío podría haber sido controlado pese a la falla y la jugada aislada. "Para ser que la entrenamos en tres días, la vi bastante bien", dijo Deivis Barone tras el partido.

Ahora bien, en defensa el sistema no fue el problema. ¿Fue la solución? Desde el primer momento en que el técnico cambió el esquema lo acompañó con un discurso claro: quería más volumen de juego en ataque, algo que no tuvo en Buenos Aires ante Merlo por la fecha pasada. Sumar gente y por momentos lo logró.

Luego de unos primeros minutos trabados, en los que los mediocampistas parecieron quedar muy amontonados y hasta a veces ignorados con pelotazos desde el fondo, Atlético se acomodó. Empezó a utilizar a Montiglio y a Edgardo Galíndez como correspondía, y a Gonzalo Bustamante como eje principal. La aparición fatídica de Héctor Cuevas en el complemento desmoronó todo.

"Al sistema en ningún momento lo sufrimos. Es más, creo que nos vino bien y ellos no tuvieron tantas llegadas. Yo me sentí más cómodo en esa posición, porque tengo menos marca", aseguró Bustamante. El "10" terminó con un golpe en el hombro, del que espera recuperarse en estos días, así se anota para el viaje a Corrientes, donde el domingo el "decano" visitará a Boca Unidos.

¿Mantiene o regresa?
Las prácticas previas al viaje de la delegación albiceleste desnudarán la realidad de la semana: si Rodríguez mantiene el esquema o vuelve al anterior, el 4-4-2. Ayer no quiso adelantarlo. "Vamos a ver... Todavía falta. Veremos qué es lo mejor para el equipo en su momento", confió.

Fuente: la gaceta

0 comentarios:

Publicar un comentario