Mañana es el día. Para Banfield, la posibilidad de mantener la bala de plata en recámara pensando en descontarle puntos a Olimpo de Bahía Blanca, rival en la tercera ubicación de la tabla de posiciones al que deberá visitar en dos fechas. Para Matías Almeyda, la chance de arrancar su ciclo con el pie derecho, cumplir con la premisa que dice que “técnico que debuta gana” y comenzar a acrecentar su crédito con la hinchada. Está claro que no será un partido más para las aspiraciones del Taladro, que puertas adentro saca cuentas y entiende que los próximos 9 puntos serán vitales para hacer posible una empresa poco sencilla. De cara al encuentro de mañana ante Instituto, el Pelado tiene el equipo definido en un 99 por ciento. La duda pasa por saber quién ocupará el lateral izquierdo del equipo. En efecto, durante los últimos entrenamientos, Almeyda repitió 10 nombres y probó con Ariel Broggi y Gustavo Toledo, quienes parecerían ser los que pugnan por un lugar en la defensa. Apelar a la experiencia de Broggi o a la regularidad y voluntarismo de Toledo parecería ser el interrogante que el entrenador tiene en su cabeza. En este sentido, sería el juvenil quien sacaría unos cuerpos de ventaja para salir desde arranque frente a conjunto cordobés, aunque habrá que ver quién gana la pulseada. De esta manera, el Taladro formaría con Pablo Santillo; Omar Zarif, Fabián Noguera, Marcelo Bustamante, Toledo o Broggi; Lihué Prichoda, Roberto Brum, Iván Pérez, Matías Díaz; Andrés Silvera y Andrés Chávez. Mientras que Germán Caffa, Marcos Galarza, Broggi o Toledo, Pablo López, Junior Medina, Nicolás Bauchet y Ricardo Noir serían los relevos elegidos, de acuerdo a la nómina de 18 concentrados que quedaron guardados en el complejo habitacional del campo de deportes de Luis Guillón.

Fuente: Mundo Ascenso

0 comentarios:

Publicar un comentario