En la lucha de los promedios siempre se remarca la importancia de sumar. Claro, para Crucero del Norte no da rédito positivo estos cinco empates de forma consecutiva y sigue hundido en zona de descenso.

Los de Iván Delfino tuvieron una actuación muy desteñida en el estadio José María Minella de Mar del Plata y con el correr del partido cada vez le sentó mejor el punto que se estaba llevando a Misiones, ante un local que lo superó en casi todo el encuentro.

Aldosivi fue el que tomó la iniciativa y exigió, sobre todo con Claudio Guerra, al arquero Julio Gaona, que a duras penas logró mantener en cero su propia vaya. Lo que propuso el Colectivero fue muy poco, sólo algunas contras aisladas cuando se animaba o lo dejaban cruzar la mitad de la cancha.

El primer tiempo entregó definidamente una superioridad marcada del Tiburón, mientras que Crucero debió resignarse de a poco y entender que en el viejo arte de defender estaba el negocio para al menos regresar a Misiones con algo bajo el brazo.

Para el complemento, la tónica del cotejo siguió siendo la misma: el elenco marplatense yendo a buscar la victoria, y la visita replegada contra el arco de Gaona. ¿Qué varió? Que Aldosivi se fue quedando sin ideas, la pelota quemaba en los pies y eso fue ayudando a la tarea defensiva de los de Delfino.

El pitazo final de Facundo Tello dejó la sensación de que, por cómo se dio el partido, para Crucero fue sumar un punto, aunque los antecedentes no son positivos, ya son cinco igualdades consecutivas y las últimas tres en cero. A su vez, ya son 11 las fechas sin ganar, la última victoria fue justamente ante Nueva Chicago, único equipo al que supera en los promedios. Panorama más que complicado por Misiones.

Fuente: Solo Ascenso

0 comentarios:

Publicar un comentario