Se armó la gorda en Mendoza. Y claramente, se trata de una cuestión de peso pesados. Muy pesados, según el presidente de Independiente (M). Sucede que en el marco de una reunión que se llevó a cabo el miércoles, en donde el propio Daniel Vila aseguró la estadía de Fernando Gamboa en el banco (“No se habló de plazos ni de la continuidad del entrenador. Las cosas van a mejorar, tenemos Gamboa para rato”), también hubo tiempo para sacar algunos trapitos al sol. “¿Cómo lo veo a Fabbiani? Mal, nada bien. Faltó a su palabra, nunca cumplió con el peso pactado”, disparó Vila. A comerla...

Todo se desencadenó con la actuación del delantero en la derrota 1-3 ante Central. A la vista quedó que su contextura no es normal en un futbolista, si por algo en un primer momento la idea con el preparador físico Antonio Farano era que Fabbiani debía pesar 98 kilos. Sin embargo, las lesiones (lo operaron de la rotura de ligamentos cruzados de su rodilla derecha) le complicaron la vida. Y quizá por eso, sumado a que no llevaría una dieta estricta, Fabbiani estaría por encima de los ¡100 kilos! Seguramente, y debido a las declaraciones de Vila, él y el Ogro se juntarán a hablar. ¡Que no sea en una cena, muchachos!

Fuente: Olé

0 comentarios:

Publicar un comentario