El partido se terminó a los 33 minutos del primer tiempo cuando Luis Álvarez cobró falta de Garnier sobre Damián Musto dentro del área, que luego Sánchez Sotelo transformó en el segundo gol de los bahienses. La TV muestra agarrón de ambos y no pareció una clara falta del volante verdolaga. La etapa, hasta esa jugada, había sido dominada por Sarmiento, que jugaba bien; tocando la pelota, llegando con peligro, pero sin puntería frente al arco defendido por Nereo Champagne.

El empate hubiera sido justo. En el complemento los ingresos de Luis Quiroga, José Tamburelli y Pablo Vilchez no surtieron el efecto esperado por el entrenador local. El golpe de nocaut del penal caló hondo, y lo potenció una falta previa a Héctor Cuevas en el área de Olimpo que Álvarez no vio y que desencadenó en el tercer gol del equipo de Perazzo. Una exquisita definición de Gustavo Bou, con previa doble frenada habilidosa a Daniel Delgado, le puso el sello y el moño a un partido que nunca tuvo tres goles de diferencia.

Sarmiento fue protagonista en el primer tiempo y en el segundo, no pudo. Le faltó fútbol, una ausencia notoria de Lucas Oviedo (en los dos últimos partidos) se sintió frente a un rival que aprovechó bien las situaciones y demostró porqué está consiguiendo el tercer ascenso. El resultado no opaca la gran campaña del Verde que ahora visitará el domingo a Atlético Tucumán. Está claro que la historia hubiera sido otra si Álvarez no cobraba aquel penal, momento en el que se había terminado el partido.

0 comentarios:

Publicar un comentario